martes, 22 de mayo de 2012

Lo que vimos: propuestas innovadoras


Aparte de desarrollar la Declaración del Paciente Oncológico, uno de los  objetivos principales de esta Convención era “Compartir estrategias, habilidades y experiencias, que cada organización implementa en su país, en pro del desarrollo integral de los jóvenes en tratamiento”.

En esta entrada evaluaremos las diferentes formas que aplican las fundaciones en la región para el desarrollo de los pacientes:

Canoterapia
Es una técnica derivada de la Zooterapia, que se emplea en la Rehabilitación de personas enfermas, específicamente con perros. En Quito, en una clínica de la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (SOLCA), pudimos ver una muestra de esta alternativa. SOLCA apuesta a la investigación en tratamientos contra el cáncer y estrategias novedosas en cuidados paliativos del paciente, y ha implementado la Canoterapia con excelentes resultados en el área de aislamiento de pediatría. 

Pudimos ingresar en esta área y ver de primera mano los beneficios de la técnica. Los perros, altamente entrenados y evaluados constantemente en Estados Unidos, brindan a los pequeños en aislamiento la estimulación de sus sistemas hormonal e inmunológico. Además, estimula la participación del niño en actividades estimulantes y sensoriales, en el ejercicio, en los movimientos y en la postura. 

Se ha demostrado que el compartir con una mascota  libera el estrés y la depresión de las personas; apuesta que hacen los creadores de la Canoterapia, quienes buscan que el chico con cáncer y aislado tenga contacto afectivo con el perro y esto le dé más ánimo para luchar contra la enfermedad y mantener buen ánimo.

Reiki, Yoga y Tai Chi
Todos los días en la mañana los 148 chicos participantes tenían estas tres alternativas para iniciar el día, bien temprano.

El Reiki es muy usado por la Fundación deJóvenes contra el Cáncer de Ecuador en sus guerreros, chicos sobrevivientes o en tratamiento, modelos de la organización. El Reiki es una tendencia asiática, cuyos promotores y practicantes identifican como una energía universal. La Fundación cuenta con terapeutas Reiki que todas las mañanas tenían sesiones de curación con los chicos que optaran por esta actividad.
El terapeuta Reiki atrae con sus manos la energía y la posa sobre el cuerpo del enfermo, quien usa la energía como catalizador en su proceso de curación. Para los practicantes, el Reiki actúa en todos los niveles: mental, emocional, físico y espiritual.



El Tai Chi es un arte marcial iniciado en China, pero que en la actualidad es practicado como forma de ejercicio y de meditación en movimiento. Todas las mañanas los chicos eran convocados a una cancha de básquet frente al lago del Campamento para practicarlo. La idea del Tai Chi en el paciente oncológico es la estimulación de la práctica física y espiritual, aparte de la meditación a través de movimientos lentos y fluidos.



También se practicaba Yoga bajo techo para estimular la meditación en los chicos e invocar la espiritualidad y la liberación de estrés y demás energías negativas. Asimismo, es una práctica física muy enriquecedora.








Mesas de Trabajo
Las mesas de trabajo se condujeron bajo techo y al aire libre. Fue muy interesante ver cómo se reunían grupos de jóvenes de diferentes culturas, edades e ideologías para buscar puntos en común e identificar lo que califica como derecho de los pacientes. Los chicos también compartieron sus experiencias individuales con la enfermedad: el diagnóstico, la atención médica recibida, los tratamientos, sus efectos en su cuerpo, el miedo, la esperanza, y finalmente la curación. Les dimos a los jóvenes una plataforma comunicativa para expresarnos lo que sienten, lo  que merecen y lo que necesitan los pacientes más jóvenes que les siguen.  



En esta dinámica resaltó el venezolano Richardson’s Luque
Dinámicas de integración
Aparte de las Mesas de Trabajo, la Fundación Jóvenes contra el Cáncer preparó muchas dinámicas durante los días de la Convención. Algunas, como la dinámica Corazón a Corazón, para compenetrar a los grupos de distintas nacionalidades. Otras como la del taller de dibujo, para conocer qué piensan y qué han vivido los chicos, a través de la expresión artística inconsciente.

El taller de Risoterapia promovió una dinámica interesante en que los chicos debían fungir de payaso y actuar situaciones determinadas.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario