sábado, 31 de diciembre de 2011

Nuevos alcances y nuevos retos: mensaje a nuestra comunidad




En este día en que finaliza el año, hacemos un recuento y una reflexión necesaria de nuestra labor. Para Fundailusión, 2011 fue un año de crecimiento: seguimos expandiendo nuestra labor por el territorio venezolano con la incorporación de nuevos núcleos de voluntarios, inauguramos el Centro de Oncología Ocular y cumplimos las ilusiones de decenas de niños y adolescentes.


En 2003 nuestra fundación empezó con un sueño compartido por un grupo de personas en la capital del país, Caracas. Si bien Fundailusión atiende a niños y adolescentes de todo el país que acuden a Caracas a practicarse tratamientos de salud, a medida que transcurrieron los años fuimos creando núcleos de voluntarios el resto del país con el objetivo de incrementar nuestro rango de acción. Éstos están ubicados en Maracay, estado Aragua, en Barquisimeto, estado Lara y en Puerto La Cruz y Barcelona, estado Anzoátegui; y están liderados por un grupo de personas que nos enorgullecen por su alta capacidad de bondad y de acción. En 2011 nos acercamos al occidente del país, incorporando un nuevo -y muy reciente- núcleo de voluntarios en Falcón y visitando, con mucha más frecuencia, al estado Zulia, región en que estamos desarrollando una bonita labor en Maracaibo y en Cabimas. Felicitamos y damos la bienvenida a estos grupos de voluntarios que se incorporaron a nuestra trayectoria.





El Centro de Oncología Ocular, construido de la mano con la Fundación de Amigos del Niño con Cáncer, es un logro que nos enorgullece hasta el infinito. En este Centro podrán ser diagnosticados tempranamente, tratados y operados gratuitamente niños y adolescentes de todo el país; luchando contra el Retinoblastoma y otros tipos de Cáncer Ocular.Queremos agradecer en especial a Locatel, nuestro gran aliado, por su colaboración y apoyo en la construcción de este Centro.


Nuestras ilusiones de este año fueron variadísimas: tuvimos una chica que quiere ser diseñadora de modas, unos cuantos próximos ingenieros, unos chicos que querían computadoras para mantenerse al día con los estudios durante los tratamientos de salud, unas cámaras fotográficas para chiquillos que quieren brindarnos su visión del mundo a través de imágenes,... ¡Esperamos que todos hayan disfrutado de sus ilusiones cumplidas, tanto como nosotros disfrutamos en cumplirlas!

El 2011 fue también un año triste para nosotros: en tanto perdíamos a una gran madre fundadora de Fundailusión, ganábamos un ángel en el cielo que, estamos seguros, nos cuidará y nos cubrirá con bendiciones y buenos deseos. A Claire: no hay un día en que te dejemos de extrañar.

2012 se plantea como un año de nuevos retos para Fundailusión y estamos convencidos de que haremos hasta lo imposible por cumplirlos.

A nuestra comunidad: ¡Feliz año nuevo! ¡Que la dicha y la salud colmen sus hogares!

No hay comentarios:

Publicar un comentario