martes, 20 de septiembre de 2011

Escribieron sobre nosotros en revista RSE



RSE, la revista sobre Responsabilidad Social Empresarial en Venezuela nos dedicó unas bellas líneas que reproducimos a continuación.

¡Gracias al equipo de esta publicación por difundir nuestra labor!




Fundailusión cumple los sueños de niños venezolanos 

Fecha: 20 de Septiembre de 2011
Texto: Kayled González

Caroline Espinoza, una niña de nueve años que recibe tratamiento oncológico en el hospital JM de los Ríos, tenía una ilusión: convertirse en una princesa, sueño que gracias a Viviana Gibelli y su obra La Bella Durmiente y El Príncipe Valiente, se convirtió en realidad. Caroline encarnó el personaje protagónico de la obra teatral; la pequeña se vistió de princesa, bailó con el príncipe, representado por el actor Jonathan Montenegro y compartió con todos los personajes tras bastidores.

Como Caroline existen más de mil niños cuyos sueños se han vuelto realidad gracias a Fundailusión, organización que cumple los deseos de niños, niñas y adolescentes que sufren alguna enfermedad que comprometa su vida.

La institución nació en el año 2003 por iniciativa particular de Marta Plaza quien, inspirada en la fundación estadounidense Make a Wish, se unió a su amiga Silvia Zampaloni y a la directiva de Locatel, para así crear una organización que se encargara de recordarles a los niños y a sus madres “que sí se puede soñar”, como asegura Plaza.

El apoyo de Locatel ha sido fundamental, durante el Mes de la Salud se realizan diversas actividades para recaudar fondos a beneficio de la organización. Sin embargo, según comenta la representante de la institución, el aporte ha ido más allá de lo meramente económico: “No existe ningún departamento de la empresa que no se haya involucrado con la labor de Fundailusión”.
En ocho años se han cumplido más de mil fantasías, otra prueba de ello es Wider Carvajal, un pequeño que deseaba ser piloto para viajar a la Isla de Margarita y visitar la Iglesia de la Virgen del Valle. Fundailusión le concedió su sueño, con el apoyo de la empresa Avior, Wider se vistió con un uniforme original de piloto, con su gorra y su respectivo carnet y en noviembre de 2006 ocupó el puesto de segundo co-piloto junto al capitán Milton Quintero.

El pequeño visitó el templo y junto a su madre rezó por su salud. “La sonrisa de felicidad del niño será algo que ni su madre ni nosotros podremos olvidar”, afirma sentimental, la vocera.
Marta Plaza explica que para llevar a cabo las ilusiones de los niños hay que “seguir ciertos parámetros, estudiar la historia clínica y consultar la opinión de médicos para saber si los niños están en condiciones de cumplir su ilusión”.

Pero a veces los sueños de los pequeños no son viajes, ni encarnar personajes de la realeza; la ilusión de muchos es conocer a sus ídolos, esas personalidades del mundo del espectáculo o del deporte que diariamente ven en televisión y escuchan en la radio.

Yusneidy Borges, de 12 años; Katty Del Carmen López, de 16; Yorgelis Velásquez, de 8 y Estileidi Hernández, de 13 años; soñaban con conocer a la cantante boricua Olga Tañón y Fundailusión les concedió la oportunidad no solo de asistir al concierto de su ídolo, sino también de compartir con la cantante en su camerino, tomarse fotos, pedirle autógrafos y conversar con ella.

En octubre de 2006, las tres jóvenes que recibían tratamiento oncológico en el Hospital San Juan de Dios y JM de los Ríos, salieron de la capital rumbo a Maracay sin imaginar todo lo que compartirían con su artista favorita.

Además de la conocida “mujer de fuego”, otras personalidades han colaborado con la fundación. Andrés Galarraga, Chiquinquirá Delgado, Franco, Chino y Nacho, Daniel Sarcos, Norkys Batista, Shakira y Ricardo Arjona, son algunos de los que forman la lista de artistas que han cumplido sueños de niños venezolanos.

La labor no culmina ahí, además de hacer realidad muchas ilusiones, la organización también ha creado “Rincones de Esperanza”, espacios ubicados en las salas de quimioterapia de diversos hospitales, acondicionados para que los niños que reciben su tratamiento, puedan tener opciones de descanso y recreación.

Actualmente existen Rincones de esperanza en el Hospital J.M de los Ríos, Universitario de Caracas, Hospital Central de Maracay, Hospital Central de Barquisimeto y el Oncológico Luis Razetti. Recientemente se inauguró la unidad de Retinoblastoma del Centro de Oncología Ocular Pediátrica, ubicado en Cotiza, Caracas.

Las madres de los niños también reciben atención, con la celebración del Día de las Madres y la entrega de cestas básicas de alimentos. Además, la fundación pretende que en un futuro cercano se acondicionen espacios en los hospitales, en los que las representantes de los niños hospitalizados puedan recibir charlas de ayuda psicológica y social, así como actividades recreativas.

Otra de las metas inmediatas de la fundación es la inauguración del “Rincón de la esperanza para adolescentes”, ya que, como asegura la representante, la población oncológica ha cambiado y cada día son más los adolescentes que sufren este tipo de enfermedades.

La labor no es fácil, afirma Plaza, pero el truco está en conectarse a la alegría y a la sonrisa de los niños al cumplir su sueño. “Me encantaría que Fundailusión no existiera porque eso significaría que no hay niños enfermos, pero mientras haya cualquier pequeño que lo necesite, ahí vamos a estar nosotros”, sentenció la vocera.

Para colaborar con Fundailusión o postular un caso, comuníquese al teléfono (0212) 203.46.20, escriba al correo electrónico: fundailusion@locatelve.com , visite la página web: www.fundailusion.org.ve o hágase fan de Fundailusión Venezuela en Facebook.




Para leer el texto en la página web de RSE haga click aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario