viernes, 18 de marzo de 2011

Ilusión cumplida: Una computadora que puede mejorar la vida de Jair

Jair Ramírez (18) recibe rehabilitación en el Hospital Pérez Carreño por Encefalopatía no progresiva. Dada su enfermedad, el joven no controla sus movimientos corporales y se desplaza en silla de rueda. Su mamá, María Mogollón, nos escribió solictándonos una computadora, ya que observaba que Jair reaccionaba ante los ruidos e imágenes de las computadoras de sus compañeros de estudio. Jair asiste a clases prelaborales en una institución educativa en la que se hizo un donativo de computadoras portátiles, pero él no la pudo recibir. Desde entonces, el chico responde positivamente a los estímulos que le ofrecen las de sus compañeros, pero quería la propia.

El lunes 14 de marzo lo citamos a él y a su mamá en nuestras instalaciones. Era tanta la emoción de Jair ese día que no podía dormir y despertó a su mamá muy temprano porque venía a buscar su ilusión. A pesar de ser un joven que no puede hablar, mostraba su conformidad con la ilusión recibida con una sonrisa; al tiempo que se esmeraba en tocarla e insistía en usarla.

El objetivo de esta ilusión era que el chico tuviese una computadora portátil que le ayudase a despertar sus sentidos con juegos y animaciones. Esperamos que ésta sea una herramienta para mejorar su calidad de vida y su motricidad. Para que siga mostrando su bella sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario