lunes, 14 de febrero de 2011

Ilusión cumplida en el estado Zulia: Yo quiero tener una computadora portátil

La sorpresa de Ceneidy se dio en la noche
Ceneidy Trompiz (16) vive en Ciudad Ojeda, estado Zulia, y tiene Cáncer Óseo (Osteosarcoma). Conoció nuestra labor y nos escribió a través de nuestra Planilla de Ilusiones de este blog para solicitarnos ayuda con sus estudios. En los últimos años Ceneidy no sólo ha recibido tratamientos de quimioterapia, sino que ha sido operada en varias ocasiones en las rodillas. Tanto tiempo en el Hospital Adolfo Pond le ha dificultado acudir normalmente a su colegio, por lo que su ilusión era obtener una computadora portátil en la que pudiese fácilmente hacer sus tareas y cumplir con sus proyectos de 5to año de bachillerato.

Empezamos a acercarnos al caso de Ceneidy y nos emocionó ver las excelentes notas de la niña. Tuvimos en nuestras manos su reporte escolar plagado de veintes (nota máxima en el Sistema de Educación Pública venezolana). Anexo a su reporte de calificaciones, estaba la siguiente nota (redactada por sus profesores y personal directivo del colegio Unidad Educativa Instituto San José): “Ceneidy ingresó al proyecto AMA (Proyecto de Admisión por Mérito Académico administrado por La Universidad del Zulia) en el Registro Nacional de Universidades por su promedio de calificaciones: 19.5. 
Su deseo es estudiar Medicina. Estamos realmente agradecidos por su obsequio. Que Dios los colme (a Fundailusión) de bendiciones y los siga guiando en esta labor tan importante que vienen desempeñando”.   

En Diciembre de 2010 nos acercamos al estado Zulia para conocer a Ceneidy y hacer realidad su ilusión, ya que ella no podía viajar a la capital venezolana, Caracas. Nuestros cómplices fueron su mamá y una de sus profesoras, quienes llevarían a Ceneidy a uno de los establecimientos Locatel en Maracaibo, donde llegaríamos, para darle la sorpresa, pero la joven se sintió mal y no pudo acudir a la sorpresa durante el día. 

Estuvimos comunicándonos con nuestras cómplices todo el día hasta que ideamos un nuevo plan para sorprenderla. En horas de la noche nos trasladamos a Ciudad Ojeda desde Maracaibo (unos 78 km de distancia entre las dos ciudades); la profesora de la joven, nuestra cómplice,  la había invitado a ella y a su familia a su casa y nosotros irrumpiríamos para cumplir su ilusión.

Cuando Ceneidy y familia llegaron, les dimos la sorpresa: le entregamos su computadora. La chica estaba feliz, su ilusión cumplida es realmente una herramienta que le servirá para culminar su bachillerato y estudiar sus primeros años de Universidad.

Queremos agradecer a la mamá de Ceneidy, Nery, por ayudarnos a planificar la sorpresa para su hija y por su constante trabajo de voluntaria en los hospitales de Ciudad Ojeda. Destacamos su compromiso con los enfermos de Cáncer a los que anima constantemente, dada su experiencia con la enfermedad de su hija y la de su esposo (también padece Cáncer). Agradecemos también a su profesora, nuestra cómplice, que desea mantenerse anónima pero a la cual hacemos un gran reconocimiento por su ayuda ese día y por colaborar con Ceneidy y ayudarla a que se gradúe. Ella también está librando la lucha contra el cáncer y se ha convertido en un pilar para nuestra joven: programa sus exámenes de acuerdo a la recuperación de la niña, ofrece clases a domicilio, y recoge todo el material educativo para que Ceneidy no se retrase. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario