martes, 22 de febrero de 2011

Una ilusión para la niña que no quería llamarse Valentina

Valentina recibió una cámara digital
En medio de nuestra jornada de ilusiones de este lunes 21 de febrero de 2011, fuimos sorprendidos por un encanto de apenas 4 años. Giovanna Valentina Meza (Valentina para sus conocidos) es de Maracay, estado Aragua, recibe tratamientos en el Hospital J.M. de Los Ríos del Distrito Capital, y nos hechizó desde que llegó a nuestras oficinas por su candidez y soltura. "¿Aquí es dónde me van a dar la ilusión? nos dijo de entrada, seguido de una de sus distintivas carcajadas.

Para su edad, Valentina es increíblemente comunicativa y madura. Cada frase que nos decía nos movía el piso, sobretodo con la que titulamos esta entrada. Su mamá nos contó que la niña está vendiendo perfumes y hasta bailes (con un particular encanto, valora sus bailes en 5 BsF.) para pagar los servicios de un abogado que le cambie el nombre a "Isabel la bella". No es que no le guste su nombre, es que lo detesta cuando la llaman en las Salas de Tratamiento de Quimioterapia del Hospital para indicarle que es su turno de la inyección "y me puyan duro con la aguja, no me gusta".



La niña fue diagnosticada con Astrocitoma Pilocítico de Región Supraselar, y en medio de los tratamientos quirúrgicos y de quimioterapia perdió parte de su visión. Luego de esto, ha desarrollado una increíble agudeza de otros sentidos y percepción extrasensorial; aparte de una personalidad avasallante.

A pesar de su limitada visión, nos insistió durante el estudio que hicimos de su caso que su ilusión debía ser una cámara fotográfica. Luego del tiempo que compartimos con la niña, creemos que más que usarla ella, Valentina quiere que la cámara sea usada para tomar fotos de ella. A nosotros nos instaba a que le tomáramos muchas fotografías con nuestra cámara y para este espacio, porque quería que se viera que ella estaba bella y que su mamá la había vestido como a ella le gusta.

En su planilla de ilusiones su mamá nos escribió que a Valentina quiere ser doctora y princesa. Opinamos que "Valen" es ya toda una princesa cautivadora, inteligentísima y avanzadísima para su edad. ¡Esperamos que disfrute su ilusión y que crezca con mucha salud y oportunidades!

No hay comentarios:

Publicar un comentario