sábado, 7 de agosto de 2010

Yo quiero ser piloto de avión por un día. Ilusión de Wider Carvajal

Wider co-piloteando el avión
El sueño de Wider era ser piloto para ir a la Isla de Margarita, a conocer la Iglesia de la Virgen del Valle. En noviembre de 2006 invitamos a Wider y a su mamá Yuli a viajar en avión a Margarita a cumplir su sueño de visitar el sitio religioso, pero una sorpresa le esperaba en el avión.

La empresa Avior, que muy amablemente cedió los pasajes, tenía para Wider un uniforme original de piloto con su gorra y carnet. El Piloto Capitán Milton Quintero se lo regaló y le indicó que se lo pusiera de inmediato, ya que iba a fungir como segundo co-piloto del viaje. Desde ese momento Wider estuvo en la cabina hasta el aterrizaje en Nueva Esparta.



La cara de Wider estuvo durante todo el viaje llena de alegría. Una vez que llegaron a Nueva Esparta, un chofer contratado por Avior los llevó hasta la Iglesia. Allí, Wider y su mamá rezaron por la salud del joven, en uno de los momentos más espirituales de la fundación. Luego, los invitamos a almorzar como cierre de su día en la isla. Para Wider, volar e ir a su destino deseado, fue el mayor de sus sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario